Archivos de la categoría Sillas de cocina

20140612130135_50_mesa_zea_cerrada

Las ventajas de las sillas de plástico

Aunque el plástico no es uno de los materiales más valorado por los interioristas y suele asociarse popularmente con productos de baja calidad, la realidad es bien distinta. El plástico es de mucha utilidad y puede ofrecer muchas ventajas. En la actualidad, está en auge la fabricación de sillas de plástico.

Las sillas de plástico pueden ser ideales para las cocinas y combinan muy bien con el resto de la decoración porque las hay de muchos estilos. En general suelen estar llenas de color, por lo que marcan un estilo alegre en el hogar. Así que si nuestro objetivo es darle a la estancia un toque infantil, las sillas plásticas son ideales porque son muy resistentes y seguramente les encantarán a los más pequeños de la casa.

Este tipo de sillas se pueden adoptar muchas formas. Las hay de estilos futuristas, clásicas, atrevidas… la mayoría se caracterizan por mantener un diseño de líneas curvas y, por ello, suelen ser muy cómodas y dan un toque de vanguardia al hogar.

Otro uso que se les da a las sillas de plástico es en el exterior. El plástico es un material que resiste bien las inclemencias meteorológicas ya que es un material impermeable así que soportan bien el deterioro del sol y de la lluvia sin estropearse. Colocar las sillas de plástico en el jardín o en el porche es muy cómodo porque, además, es un material muy ligero que permite el movimiento con facilidad.

sillas

En busca de la silla de cocina ideal

Disponer de un espacio en la cocina para disfrutar de una comida o un desayuno, sin tener la necesidad de desplazarse al comedor, es un auténtico lujo. Una mesa y unas sillas adecuadas pueden hacer este espacio muy útil y práctico, además de darle un toque acogedor a nuestra cocina.

Existen muchas variedades de sillas y taburetes de cocina con las que podemos crear este espacio pero siempre se deben adecuar al espacio disponible y al estilo de nuestra decoración. Aunque los taburetes sean muy prácticos por el poco espacio que ocupan, las sillas son las que aportan la mayor comodidad. Las sillas dan más estabilidad y son más agradables que los taburetes por el respaldo y, por lo general, lucirán más en la cocina. Eso sí, siempre y cuando no recarguemos la cocina con demasiadas sillas puesto que una falta de espacio entorpecería nuestros movimientos y conseguiríamos el efecto contrario.

Las sillas de metal o de plástico son más resistentes y, por lo general, menos pesadas. Esta ligereza nos proporciona la agilidad a la hora de movernos por la cocina a la hora del desayuno, momento del día en el que buscamos la rapidez y la movilidad que en otras comidas no necesitamos. Sin embargo, aunque las sillas de madera pueden ser ideales para otras comidas en las que disfrutamos de más tranquilidad, son más pesadas y engorrosas. Además, debemos tener en cuenta que si, además, tienen acabados en cuero o cojines, pueden ensuciarse e impregnarse de olores y pueden ser difíciles de limpiar al encontrarse en una estancia del hogar más propensa a la suciedad porque es la que utilizamos para cocinar y comer. Recomendamos que las sillas de madera o con cojines se reserven para otras estancias como el comedor o las habitaciones.

01-Foto-23-A

Cómo elegir las sillas de la cocina

La elección de las sillas de la cocina es muy importante puesto que las sillas son uno de los elementos que más pueden variar la imagen global de la cocina.

A la hora de elegir las sillas de la cocina podemos combinar muchos estilos, colores, formas o texturas para que vayan acorde con el resto de mobiliario de estancia. Existe una amplia variedad de sillas de cocina, casi tantas como gustos, pero debemos elegir unas sillas que permitan una armonía con la decoración elegida. Si el estilo de la cocina es rústico, elegiremos unas tradicionales sillas de madera. Pero si es moderno, podemos optar por diseños más futuristas.
Por ello, es muy importante el lugar donde se van a colocar. Si tenemos mucho espacio, podemos elegir las sillas en función de otras características, pero si disponemos de un espacio reducido, debemos prestar atención a su tamaño. Unas sillas pequeñas garantizan la movilidad alrededor de la cocina y son más cómodas a la hora de preparar los alimentos. Otra opción si hay poco espacio es utilizar sillas apilables, así podremos guardarlas cuando no estén en uso.

En el caso de cocinas claras, podemos dar un toque divertido y diferente a la cocina eligiendo sillas de colores o, si las sillas son blancas, colocando cojines con telas estampadas.